La pesca del black bass con lombrices de vinilo

¿Como pescar grandes black bass con lombrices de vinilos?






No es nada fácil convertirse en un experto en el manejo del vinilo, aún sabiendo a priori que es un cebo que da peces grandes y que resuelve el crucigrama cuando el resto de herramientas fallan. Si quieres ser un pescador efectivo, monta una lombriz de vinilo en tu aparejo. Desde que apareció en la década de los 50, la lombriz de vinilo ha sabido codearse con los mejores señuelos y llegar a ser una de las armas de los profesionales del bass en los campeonatos de pesca. A pesar de que su más fuerte competencia viene de la mano de salamandras y cangrejos de vinilo, los expertos coinciden en su versatilidad de uso tanto en zonas profundas como en apenas dos metros de agua. Siempre hay un momento para este señuelo, bien sea en el crudo invierno, o bajo unos aplastantes 45 ºC. Para pescar con lombriz se necesitan una serie de cualidades personales, ya que se trata de una pesca lenta y metódica, donde la paciencia y la tenacidad caminan juntas de la mano y son enemigas de las distancias largas y peces fáciles. Si el black bass se encuentra inactivo, siempre habrá una apetecible lombriz que le abrirá el apetito.

La importancia de los colores de la lombriz de vinilo

Tipos de colores lombrices de viniloMucho se ha escrito sobre las tonalidades de los señuelos, pero muy poco sobre la visión del pez. En mi opinión, los colores son importantes dependiendo del señuelo con el que pescamos y, más concrétamente, de la zona donde lo hacemos. Dado que la lombriz de vinilo es utilizada en la mayoría de ocasiones en el fondo, los colores pasan a un segundo término y los aspectos como el tamaño y la forma de ésta, marcan las diferencias. Me atrevería a señalar que el tamaño de la lombriz (la talla media es la de 15 cm) supone sacar peces cuando se encuentran inactivos.

Los colores van a depender de la tonalidad del agua. En aguas claras se imponen los colores con reflectantes en su interior:

  • Watermelon
  • Pumpkinseed
  • Azul

En las aguas más tomadas tienen éxito el:

  • Morado
  • Negro

Si queremos hacer saber al black bass lo que llevamos en el anzuelo, podemos introducir un rattle en el cuerpo de la lombriz. Esto no es más que un cilindro puntiagudo en uno de sus extremos, y en cuyo interior hay unas bolitas que actúan como sonajero al darle movimiento. Una especie de maracas dentro del cuerpo de nuestra lombriz, que permite que el bass la detecte cuando las condiciones de luz son escasas y la visión pasa a un segundo término. El mercado ofrece rattles en dos materiales, bien sea con el cuerpo de plástico o metálico. Este último es más ruidoso, aunque también más caro.

Cada pescador tiene su color preferido y se puede ser un auténtico fanático de ciertos tonos. El problema es que el black bass también sigue las modas y tiene un gusto especial. Recuerdo cuando hace unos años el watermelon era un excelente color en el embalse de Cortes, en Valencia, y se ganaron muchos concursos con una lombriz de este color. El problema vino cuando los basses aprendieron y el watermelon dejó de ser un color estrella. Por cierto, si queremos saber cuál es el color que más se ve en las más variadas condiciones de luz, la respuesta tiene su nombre: el azul.

Tipos de anzuelos para el black bass





Anzuelo grande coge peces grandes. Anzuelo pequeño, grandes y pequeños

No soy del todo del agrado de esta afirmación, ya que me gusta pescar el black bass con anzuelos de tamaño grande, y el 4/0 y el 5/0 son los más felices acompañamientos de las lombrices que monto. No obstante, reconozco que es una cuestión de probabilidad. No se suele prestar atención especial al tema del anzuelo y se tiende a pensar que todos ellos son iguales. La verdad es que no podemos imaginar cómo una herramienta tan simple tiene en su diseño un amplio estudio que determina su forma y los materiales empleados. Vamos a hablar primero del tamaño del anzuelo, y después, de los materiales.

Muchos pescadores olvidan un aspecto del anzuelo: su grosor. Recordar que a igualdad de talla un anzuelo más grueso necesita más energía para clavarse en la boca del pez. En la teoría, podemos pensar que la diferencia es mínima y que los valores son de poca entidad, pero todos sabemos que, en la práctica, la cantidad de línea, el modo y la rapidez del cachete, la forma en la que el pez toma la lombriz, etc., multiplican esa nimiedad por mucho. ¿Qué talla de anzuelo escogeremos? El tamaño del anzuelo depende del de la lombriz. Una lombriz de 6 pulgadas (15 cm el tamaño más habitual), hay que montarla con un anzuelo del 2/0 o 3/0, mientras que las más pequeñas, de 4 pulgadas (10 cm), casan bien con un 2/0. Si utilizamos lombrices de 7 pulgadas (18 cm), las ensartaremos en un 4/0, y podemos llegar a un 6/0 en las de 9 pulgadas (23 cm). Hay que recordar que no hay una talla estándar de anzuelo y que cada fabricante puede tener el suyo, aunque hay bastante coincidencia y las diferencias aparecen cuando también lo hace el modelo.

Los materiales con una fricción cercana a cero y una resistencia elevada son la materia prima con la que se fabricarán los anzuelos de pesca del futuro. También interesa que un anzuelo tenga cierta flexibilidad. Aquí, los candidatos son el teflón y el titanio. Del primero destaca su fricción mínima, mientras que el titanio es un material muy resistente. De la combinación de un corazón de titanio y un revestimiento de teflón podemos obtener una herramienta de primer orden. El inconveniente es un precio más elevado, pero dado que se trata del elemento más importante después de la línea, bien merece nuestra atención. Un anzuelo oxidado es una mala imagen para una marca, por lo que no logro entender cómo ciertas compañías no tienen en cuenta esto y siguen ofreciendo unos anzuelos bronceados que terminan oxidándose después del primer uso.

Lombrices de vinilo black bassHay más de una docena de tipos de anzuelos en los que insertar una lombriz y cada uno con unas ventajas diferentes. En los últimos años se ha desatado una fiebre por los anzuelos con palas cortas y ángulos de penetración más abiertos, dejando a un lado el recto anzuelo de pata larga con ángulo de 90º en el ojal. Lo mismo que las últimas tendencias en muertes invertidas que facilitan la penetración. Todo esto viene a demostrar que incluso en una herramienta tan sencilla y antigua como es el anzuelo, todavía caben posibilidades innovadoras. Otra más, los anzuelos con palas dobladas. Su innovación consiste en las ventajas a la hora de clavar en la boca del pez. Su teoría se basa en la facilidad de su clavado. Cuando el pez retiene la lombriz en la boca y el pescador da el cachete, el anzuelo gira en su boca y asegura el clavado. Parece mentira, pero es una manera de que el anzuelo pueda ayudarnos a la hora de asegurar la pieza.

Plomos, una cuestión de peso






¿Cómo saber qué plomo es el adecuado? Muy fácil, simplemente miremos a nuestro alrededor y observemos qué profundidad tenemos donde vamos a lanzar. Tomando como referencia que los plomos en torno a los 7 gramos (1/4 onzas) son los más utilizados, para la mayoría de ocasiones atenderemos al lugar donde pesquemos. Si la zona es profunda, sobre los cuatro metros en adelante, habrá que escoger plomos pesados, en torno a los 10-15 gramos. En zonas más superficiales, por encima de los cuatro metros y sin pasar de los dos, emplearemos tallas medianas, sobre 12 gramos. Si el escenario es un paradisíaco lugar donde la profundidad no supera los dos metros, tenemos dos opciones, o bien plomeamos nuestra lombriz con pesos inferiores a los 10 gramos, o prescindimos del lastre, con el único peso del anzuelo. ¡Ojo! No tiene nada que ver con la pesca en superficie con lombrices flotantes, ya que en este caso también la lombriz no va plomeada, pero un pequeño corcho en forma de bala la mantiene en la superficie.

También el tamaño de la lombriz es un indicador del peso del plomo: cuanto mayor sea el tamaño de ésta, mayor será el del plomo, al igual que ocurría en el caso del anzuelo.

Los pesos que se mencionan en este artículo son aquellos con los que nos sentiremos más cómodos pescando en la mayoría de circunstancias. No obstante, siempre debemos intentar utilizar el menor peso posible. Muchas de las picadas del bass se producen durante la caída de la lombriz de vinilo al fondo, y esto se producirá con más frecuencia si empleamos plomos lo más ligeros posible, que produzcan una caída más natural, no como una piedra. A título orientativo, los pescadores más finos llegan a pescar con 3 gramos en poca profundidad y con 7 en fondos incluso superiores a la media docena de metros. Difícil, sí, pero muy efectivo. Otra cuestión acerca de los plomos viene impuesta por las reivindicaciones de los ecologistas más radicales. Ya hay países en los que está rigurosamente prohibido utilizar el plomo (no sólo para los perdigones de caza, también para pesca) y esto ha obligado a emplear materiales alternativos. Uno de los más interesantes es el acero, que emite un sonido mucho más intenso que el plomo al chocar contra las rocas del fondo, pero que tiene el handicap de ser menos pesado, y será necesario más tamaño para conseguir igual peso.

Caña, carrete y línea

Pescar black bass con vinilos Salvando la lógica preferencia por uno u otro tipo de carrete, mis gustos me inclinan a pensar que el carrete de spinning tiene más ventajas que el de casting, a pesar de ser un acérrimo de ésta última versión. Los pescadores americanos se empeñan en pescar, a mi juicio, muy acertádamente, cualquier técnica con los carretes de casting. Pienso que en la práctica el carrete de bobina fija tiene una serie de ventajas respecto al móvil. No obstante, cada cual que escoja según su parecer. La caña de entre 1,80 y 1,95 metros en acción media/rígida o rígida son las dos opciones unánimemente aceptadas. Un “garrote” no es tan necesario y demasiado blanda no permite clavar al pez. A no ser que utilicemos técnicas como el flipping, las dimensiones por debajo de los dos metros son correctas.

La línea merece un punto y aparte, ya que, a mi juicio es más importante que el tipo de carrete o caña. Ésta debe reunir una especial resistencia a la abrasión y al nudo, valores más importantes incluso que la resistencia en peso o el color, con los que hay pescadores que se obsesionan. Cuando compremos una línea de pesca, lo último que hay que mirar es el peso teórico que soportan y dedicar nuestra especial atención no sólo al diámetro, sino a la resistencia a la abrasión y al nudo. Por cierto, un envase cerrado, permite que la luz no altere las prestaciones de la línea, por lo que no estaría mal que los fabricantes pensaran en ello antes de sacar este producto al mercado, así como la fecha de fabricación, que no de caducidad, del producto. De nada sirven las prestaciones de un sedal al salir de fábrica si la luz de los focos que iluminan la tienda de pesca terminan alterando sus propiedades. Las líneas más utilizadas son las comprendidas entre 10-14 libras, aunque en condiciones adversas podemos llegar a las 20 libras, por ejemplo, con peces muy activos que toman el señuelo a la caída y que rápidamente se hacen fuertes en zonas con muchos troncos o rocas. Un sedal de 12 libras es el comodín perfecto para la mayoría de situaciones.

Como usar la lombriz de vinilo con el Sistema Texas

A pesar de que es el sistema más utilizado, pocas veces se dan a conocer los movimientos precisos de su manejo. Todo lo más se explica cómo se monta una lombriz de vinilo, pero no los pasos a seguir cuando la lombriz toca el agua:

Guía paso a paso





  1. Cuando la lombriz rompe la superficie del agua debemos colocar la caña en posición casi vertical (entre las 10 y las 11 en punto) mientras el señuelo gana en profundidad. De esta manera, si el pez toma la lombriz durante la caída, lo notaremos al advertir el desplazamiento del sedal.
  2. Cuando notamos que la lombriz ha llegado al fondo, bajaremos la caña hacia una posición horizontal (las nueve en punto) mientras tensamos la línea.
  3. Volvemos de nuevo a la posición vertical (10-11 en punto) y damos breves tironcitos que harán que la lombriz se mueva y dé pequeños saltos en el fondo. Si recogemos lentamente la lombriz, se arrastrará por el fondo.
  4. Iremos alternando los tirones, bien sean lentos o intensos movimientos de muñeca, hasta que encontremos el que nos de la picada.
  5. Llegó el momento de la picada. Notamos en la línea ese “tamtam” que indica que el black bass está comiendo, bajamos la puntera de la caña hasta la posición de las nueve y recogemos el sedal destensado. Nos preparamos para el cachete o tirón, que será enérgico y al que acompañamos con la caña hasta una posición alta, sobre las doce, para imprimir el máximo de energía.

La actividad y la agresividad del pez es un valor muy voluble. En ocasiones, el pez toma la lombriz nada más caer en el agua y romper la superficie, viendo cómo se desplaza rápidamente la línea. El pez tiene la lombriz en la boca. Los basses pequeños entran a la lombriz con toques muy sinceros y repetidos, picadas muy claras e insistentes. Sabemos que es un pez pequeño por sus ataques. El bass grande emboca la lombriz con un solo “tap” e incluso ni siquiera lo apreciamos, notando sólo una leve resistencia. El pez grande sorbe la lombriz para testarla dentro de su boca, mientras que el pequeño procede de otra manera, con decididos ataques.

Conclusiones

Bien, ya hemos escogido el equipo adecuado y tenemos unas nociones básicas de colores y tamaños de lombrices, tallas de anzuelos y pesos de plomos con los que guiarnos. También sabemos los movimientos de nuestra lombriz montada a lo tejano y ese sube y baja de nuestra caña. Ahora sólo nos queda vencer lo personal y olvidarnos de los prejuicios de este tipo de pesca “aburrida, lenta y teóricamente muy simple” y centrarnos en lo que hacemos. Siempre he dicho que si queremos aprender de verdad esta técnica, nuestro mejor profesor somos nosotros mismos, con nuestro particular “falla y acierta”. Sea como fuere, esta tediosa técnica da peces grandes, o lo que es más importante, pesca cuando nadie siente picadas.

Si te ha servido de ayuda compártelo con tus amig@s, gracias! 😃

Resumen:
Fecha de revisión:
Artículo revisado:
【LA LOMBRIZ DE VINILO】Para la pesca del BLACK BASS - EsPesca
Puntuación:
51star1star1star1star1star
Llévate la Guía de Nudos de pesca... GRATIS! 🎁
Signup today and receive free updates straight in your inbox. We will never share or sell your email address.
¿Nos das 5 estrellas? 🙂
[Total: 1 Media: 5]

Deja un comentario