¿Como pescar atunes? al curricán y al brumeo

El atún, hábitat y morfología

Tallas mínimas de la pesca del atún rojo

El atún es una de las especies más potentes de nuestros mares.

  • Tamaño máximo: superior a 3 m y más de 600 Kg de peso.
  • Longevidad: hasta 20 años.
  • Fecundidad: 45.000.000 huevos/hembra de 1-1,2 mm. de diámetro.
  • Endotérmia: mantienen una temperatura corporal entre 18-25º C en aguas de entre 3-30ºC
  • Velocidad de natación y ataque: hasta 30 Km/h
  • Maduración sexual: a los 4-8 años (16-25 Kg.).
  • Estación reproductora: 1,5 meses

La pesca del atún, mucho más que pesca deportiva

La pesca del atún al brumeoCasi todos los pescadores de altura en España conocen que a partir del mes de Mayo cada año los atunes entran en el mediterráneo con la sana intención de reproducir su especie, a esto se le llama la freza, a pesar que está completamente demostrado que hay ciclos de mayor o menor afluencia de atunes, que por diversas circunstancias de temperatura del agua, corrientes, climatología, abundancia de comida, y otros tantos factores más deciden hacer la puesta en lugares diferentes cada año, lo que si es cierto es que cada año la afluencia de peces a las costas es cada vez menor, esto se aprecia indudablemente si eres pescador y te dedicas a ello ya se de forma profesional o por hobby.

Un hecho relevante para que esto suceda es la súperexplotación de los caladeros, ya sea por parte de los pescadores profesionales locales o foráneos que viene en esta época al Mediterráneo con la intención de ganarse la vida, también podemos incluir en esta sobreexplotación pesquera el aumento del uso de:

  • Almadrabas
  • Redes de volanta
  • Palangreros coreanos
  • Barcos con las últimas tecnologías
  • Apoyo aéreo para la pesca

Indudablemente esto contribuyen a esquilmar al atún, formando parte del desastre actual de esta especie, sin duda es un triste análisis, pero como nosotros no podemos dar solución al problema intentaremos seguir disfrutando mientras podamos de esta modalidad de pesca. Por ello, creo que el futuro de los pescadores deportivos pasa por refinar las técnicas de pesca e intentar nuevas formas de pescar, más selectivas y siendo conscientes que a este ritmo quedarán pocos años de pescar atunes en el Mediterráneo.

En este post intentaremos además de plasmar las técnicas clásicas de pesca del atún y sin renunciar a ellas, aportar otras ideas innovadoras e intentar adaptar experiencias de este tipo de pesca en otros lugares del globo. Tradicionalmente esta modalidad de pesca se ha llamado pesca a brumeo, o pesca de altura, aunque ahora muchos pescadores prefieren llamarla Big Game, que es lo mismo pero en inglés, también se llama Big Game al curricán de altura.

En los últimos años esta modalidad cuenta cada día con mas adeptos en nuestro España, ahora que cada día quedan menos ejemplares de atunes, si leéis revistas de pesca habréis observado que cada verano son mas los clubes y comunidades que organizan campeonatos de pesca de altura, claro con unos resultados cada día mas negativos, es por ello que la organización no controlada de este tipo de concursos agrava aún más la disminución de ejemplares en las costas mediterráneas.


Los primeros pescadores deportivos, dada la falta de medios intentaron pescar el atún gigante imitando a los profesionales locales, desde utilizar una línea con boyas para intentar frenar la picada inicial del atún frenando el cabo con las manos hasta agotarlo, después arponearlo e intentar embarcarlo a continuación, en alguna ocasión se llegan a usar como boyas botellas de butano, incluso envases de plástico de más de 50 litros llenos de espuma de relleno para pescar atunes.

Afortunadamente desde hace más de 20 años con el desarrollo de la economía y el aumento de pescadores aficionados a la pesca deportiva, empezaron a aparecer tiendas especializadas en artículos y accesorios de pesca y con ello llegó el progreso tecnológico, tanto en carretes y cañas de pescar, todo tipo de anzuelos de pesca, diferentes líneas de alta resistencia y un sin fin de utensilios relacionados con la práctica de este gran deporte. Este avance permitió a los que empezaron a pescar el atún hace más de 2 décadas disfrutar de grandes jornadas de pesca, con capturas dobles y triples de este gran depredador del mar. Si bien es cierto que la regulación en peso y número de capturas por pescador se ha reducido, ya se puede considerar afortunado aquel que saca 3 o 4 atunes a brumeo en una temporada, bien es cierto, que es tal el placer del lance que se da por bien empleado.

Vídeo combate con un atún de 180 kg al brumeo

¿Que material es el mejor para la pesca de grandes atunes?

Una vez aclarados los conceptos vamos a iniciarnos con los equipos, cañas, carretes, resistencias de los mismos y algo muy importante, las líneas y los anzuelos, nuestra intención es ir profundizando en este apartado poco a poco hasta completar un equipo de pesca acorde con estos grandes monstruos marinos que habitan nuestras aguas.

Equipo de pesca

Carretes de pesca para el atúnEl capitulo de los carretes es algo que nos podría llevar a una larga discusión, por un lado están los puristas que aconsejan intentar pescar lo mas “deportivamente” al atún, con líneas los mas finas posibles y con carretes de menor resistencia, con el objeto de dar más oportunidades al pez, de otro lado está el pescador sufridor, que necesita invertir un pequeño capital para intentar pescar atunes, y no está dispuesto a hacer concesiones, con materiales mucho más potentes y pesados. Dependiendo de cual sea tu filosofía como pescador y tu poder adquisitivo, se aconseja un material u otro. Si te decantes por los segundos, vamos a utilizar el mejor material y el mas resistente en cada momento, tiene gracia que tengas tres picadas en toda la temporada y que rompan el hilo, por ello, se aconsejan:

  • Cañas de pescar Big Game de 130 lbs o superior
  • Carretes multiplicadores de la misma resistencia
  • Líneas tipo dracón con un mínimo de 130 lbs. de resistencia
  • Pie de línea si es posible doble o sencillo de 150 lbs. sin quita vueltas
  • Unidos directamente al alma del dracón
  • Usar un buen anzuelo bien tapado

Cañas de pescar para brumeo atún

Mejores cebos para pescar atunes

Los cebos que utilizamos son los mismos que forman parte de la dieta del atún, pudiendo usar sardina, boga, caballa, boquerón, alacha, jurel. Para el brumeo, utilizamos sardinas, también hacemos una mezcla de sardina triturada con pan duro, un poco de arena o serrín, todo ello mezclado con agua de mar y con medio litro de aceite de sardina, todo esto lo vamos echando al agua de forma intermitente, cada 10 o 15 minutos, da muy buenos resultados, además atamos una red de 5 o 6 Kg. de sardinas golpeadas en proa a la altura de la línea de flotación, con el cabeceo del barco vas dejando un excelente y oloroso rastro, que va muy bien para los atunes y para otros grandes peces. Más abajo profundizamos más sobre los cebos preferidos por los atunes.

Otros accesorios de pesca

Ahora vamos a comentar las profundidades a las que tenemos que poner los anzuelos debidamente cebados, se suelen utilizar 3 cañas, aunque esto depende de la amplitud de nuestra embarcación, estas se sitúan a 15, 25 y 35 metros de profundidad, para ello utilizo la técnica francesa del globo, mides la línea y añades un globo para mantener la profundidad deseada. Imprescindible llevar a bordo unos buenos ganchos de acero inoxidable para acercar al pez una vez lo tengamos vencido.

Siempre que tengamos una picada, independientemente que estemos pescando a la rosa o fondeados, tendremos los motores en marcha y libres para poder maniobrar el barco e impedir que no se nos meta el pez por debajo del casco con el riesgo de rotura de la línea. La silla de combate no tiene que tener respaldo, esto nos facilitará maniobrar mejor con la caña y aprovechar más nuestro esfuerzo para acercar el pez a la embarcación.

Cometas de pesca australianas o Kite Fishing

Kite Fishing o pesca con cometas australianasEsta modalidad de pesca nació en Australia hace mas de una década, como es de suponer los americanos empezaron a practicarla inmediatamente y son los que la han perfeccionado. Consiste en largar una cometa con un carrete y caña de los que utilizamos para practicar el curricán de profundidad pero sin plomada, para ello, se utiliza cebo natural fresco y a ser posible vivo, previamente pescado en la zona, lo que nos garantizará una picada casi segura, para asegurar que la cometa está siempre tensa, es conveniente que el abatimiento de barco sea lo mas lento y uniforme posible, os aconsejamos utilizar un buen ancla de capa.

Utilizar un montaje con un plomo pequeño a perdida, es decir que cuando tengamos una picada el plomo se abrirá y caerá al fondo. Los que no tengáis vivero en la embarcación podéis utilizar este ingenioso truco que os mostramos a continuación, en una botella de agua mineral sin fondo, a continuación hacer entrar agua de mar con una manguera a través de la boca de la botella con poca presión, esto mantendrá el cebo vivo y fresco hasta su utilización. Se pueden hacer montajes con plomos y sin plomos, podéis poner en la cometa tantas líneas como cañas dispongáis, eso si, siempre que tengáis una picada, el resto de cañas deben estar fuera del agua con el fin de evitar líos de líneas desagradables que pueden hacer peligrar la captura de la pieza.

¿Cual es la carnada preferida de los atunes?

Sobre este tema nos podíamos extender durante páginas y páginas, una cosa es bien clara, cuando hay un año de buena entrada de atunes, cualquier cebo será el acertado, ahora bien, cuando entran pocos como está ocurriendo en los últimos años, hay que intentar afinar al máximo con los cebos. Tradicionalmente tanto la caballa o la boga se han pasado al anzuelo por el lomo, y dependiendo del tamaño del cebo con la cañita metida por el ojo para mantenerla bien tiesa. Pero cuando utilizamos como cebo sardinas alachas o boquerones lo mas utilizado en estos parajes es pasarles al anzuelo directamente por los ojos para evitar que se suelten del anzuelo.

Hay veces que el atún no quiere comer, está resabiado, bien porque ve el anzuelo o la línea, entonces lo que hacemos aquí, es empezar a cebarlo con el mismo cebo que estamos utilizando pero pisado, si pisado y casi destripado, le lanzamos uno por popa, otro por proa, si vemos que se lo comen, que habitualmente lo hacen, preparamos otro bien pisado y se lo lanzamos esta vez con anzuelo y casi siempre resulta, pican!.

Cuando salimos a pescar el atún es tan importante la preparación de las carnadas o cebos, así como la mezcla que utilizaremos para pescar desde barco al brumeo aunque parezca nimio, esta mezcla servirá para atraer al atún o algún otro depredador que se encuentre dentro del rastro que iremos dejando, así que empezaremos reuniendo los ingredientes que utilizaremos para preparar una sabrosa y maloliente mezcla, pero muy atractiva para los peces que pretendemos capturar. Debemos de preparar la mezcla con sardina o boquerón triturado, para ello os aconsejo utilizar una picadora de carne accionada por una manivela, de las que se usan para hacer embutidos, la podréis encontrar en cualquier ferretería, llevan un pequeño torno de ajuste y la podéis ajustar a la regala del barco para trabajar cómodos.

Una vez triturada la sardina observareis que se va convirtiendo en una pasta a la que añadiréis agua de mar y si sois previsores habréis llevado unas barras de pan duro, toda esta mezcla va formando una especie de masa maloliente pero perfecta, si además disponéis de aceite de sardina, muy común hoy en las tiendas de artículos de pesca, será la mezcla perfecta. Así iremos echando sardinas aplastadas con la mano previo al lanzamiento, y cada diez o quince minutos un cazo de la pócima que hemos preparado previamente. Si con esto no pescáis un atún, amigos es que no hay. 😉

La pesca del atún al curricán

Pescar atunes al currican o trollingLa pesca del atún al curri es una de las modalidades de pesca más apasionantes de las que se pueden practicar en el Mediterráneo. No hay más que ver en los Salones Náuticos la fascinación que provocan los vídeos de pesca de altura. El atún no sólo es uno de los peces más potentes que podemos combatir, sino que además tenemos la suerte de disfrutar en el mediterráneo de las dos especies de atún más deliciosas en la cocina, el atún rojo y la albacora o atún blanco también llamado bonito del norte. El atún rojo es considerado por los japoneses como el Jabugo de los atunes y llegan a pagar hasta más de 60€ el kilo sobretodo por la ventresca (llamada Toro en los restaurantes japoneses) de un atún rojo del mediterráneo.

La albacora o bonito del norte es el mejor atún para preparar en conserva (fijarse en el precio de un bote de ventresca de bonito en cualquier supermercado) y para preparar con las tradicionales recetas de la cocina mediterránea. No hay que confundir el atún blanco o bonito del norte (Thunnus Alalunga) con el Bonito (Sarda Sarda) que es un pescado mucho más basto y de carne oscura. Tampoco con el llamado atún claro (típico de las conservas) que no se trata más que del atún de aleta amarilla o del atún listado, de calidades gastronómicas muy inferiores a la albacora o atún blanco. Tanto el atún rojo como la albacora, son especies pelágicas de grandes profundidades con costumbres migratorias y por tanto a nuestro alcance únicamente unas pocas semanas al año. En las Islas Baleares se pescan generalmente entre junio y septiembre y las tallas varían muchísimo pero en general al curricán se obtienen ejemplares de entre 5 y 15 kilos que garantizan un potente combate, adrenalina y mucha diversión si utilizamos equipos ligeros de un máximo de 30 libras.

El curricán es una técnica de pesca desde embarcación consistente en arrastrar un cebo o señuelo, de tal forma que el pez se sienta tentado en su captura. Existen una serie de técnicas según el tipo de especie que se pretenda capturar. Debemos tener varios aspectos en cuenta, como son:

  • El cebo utilizado
  • Velocidad de la embarcación
  • Aparejos de pesca

Existen varias formas de pescar al curricán, estas las definiremos como: curricán de superficie, curricán de medio fondo y curricán de fondo. Dentro de cada una de estas modalidades hay diferentes métodos, los convencionales y los personales utilizados por cada pescador acorde a sus experiencias.

Curricán de superficie

El curricán de superficie se diferencia de las otras modalidades en que el cebo no va lastrado, de tal forma que permanece en superficie o a escasos centímetros de ella en todo momento. Las especies son variadas ya que pueden capturarse especies cuyo hábitat sea indistintamente de fondo, medio fondo y superficie.

Se pueden capturar todo tipo de especies como bonitos, melvas, caballas, palometas, serviolas, lubinas o hasta algunas variedades de peces de fondo. A diferencia con el resto de modalidades de curricán, en ésta, y siempre que se pretendan obtener piezas pequeñas caballas, verdeles, palometas, jureles, dobladas, espetones, etc, se puede realizar sin caña y carrete, tan sólo disponiendo de una línea de sedal y soportando el hilo con la mano. Es aconsejable utilizar esta técnica nada más que para piezas pequeñas, pero suele ocurrir cuando no se va preparado que si pica una pieza mayor, perderemos la pieza casi seguro, y daremos gracias de no perder un dedo si se nos enreda el hilo en la mano.

Después de esta pequeña introducción vamos a profundizar en el curricán de superficie para el atún: Dependiendo de las características de la zona donde vayamos a pescar será necesaria un tipo de embarcación acorde a la distancia a la que tengamos que desplazarnos hasta llegar a la zona de pesca, os preguntareis a que viene esto, pues bien, por ejemplo, en la zona del golfo de Valencia hay poca profundidad, para alcanzar los 100 metros de profundidad se necesitan recorrer 13 millas. Esto os dará una idea que las embarcaciones que utilizamos para practicar este tipo de pesca deben reunir un mínimo de requisitos necesarios para ir a pescar con todas las garantías de seguridad.

Los barcos de pesca que utilizan tienen un mínimo de 8 metros de eslora y doble motorización, además de estar perfectamente equipados. Para pretender pescar en las salidas, lo primero es que sea la época del atún, en España suele empezar a partir de Mayo, pero como hemos comentado anteriormente esto va dependiendo mucho de la temperatura del agua y de las condiciones climáticas del invierno anterior, hay veces que se adelantan un poco en venir, en segundo lugar saber un poco a que metros de profundidad suelen estar, para ello es importante saber donde están faenando los profesionales que pescan la sardina y el boquerón, el atún necesita alimentarse y va buscando los bancos de este tipo de peces con ese fin.

Los Secretos de la pesca en el Mar

¿Aún no tienes el mejor libro sobre todos los Secretos de la Pesca en el Mar?

Bien ahora ya sabemos que hay atunes y donde están más o menos, una vez comprobado el buen funcionamiento de nuestra embarcación, repasado el equipo que vamos a utilizar, cañas, carretes, líneas, cebos y señuelos etc. es importante que estemos en la zona al amanecer, es sabido de todos que el atún cuando mejor come es a esta hora.

Adaptaremos la velocidad del barco a la velocidad necesaria para este tipo de pesca, entre 5 y 8 nudos, los días de mar en calma podremos llegar hasta los 10 nudos, una vez elegidos los señuelos de diferentes colores, comenzaremos a lanzar las líneas, primero las exteriores al barco, estas las lanzaremos a unos 50 metros de distancia, a continuación iremos lanzado las que pescarán mas al interior con un poco de plomo, con el fin que no se líen cuando viremos el barco e iremos reduciendo la distancia 7 u 8 metros con respecto a las anteriores, y así sucesivamente alternando sin plomo y con plomo y además, reduciendo la distancia

En el mar hay señales que nos indican actividad por parte de los atunes, lógicamente si los vemos saltar comiendo, las gaviotas u otros pájaros marinos también nos indican que puede haber atunes, por eso es importante ver si hay alguna señal que denote su presencia. Navegaremos a la velocidad y rumbo elegido durante media hora. Si tenemos una picada, debemos identificar de que señuelo se trata y proceder a cambiar el resto por señuelos del mismo color que el que han picado. Los nudos de pesca son muy importantes, ya que si localizamos el banco de atunes y vamos bien equipados, con los cebos necesarios, y resulta que cuando empiezan las picadas empezamos a perder piezas por culpa de unos malos nudos, es un fallo que no podemos cometer como pescadores deportivos.

Vídeo sobre la pesca del atún rojo al curricán ¡MUY INTERESANTE!


Equipo para pescar atunes al curricán

Lo primero y más importante es contar con una embarcación adecuada. Lamentablemente la pesca de altura es muy exigente dadas las distancias que debemos recorrer y lo alejado de la costa. Por ello para practicar el curri del atún es conveniente disponer de una embarcación sólida de un mínimo de 7-8 metros e idealmente con 2 motores diesel y por supuesto con la electrónica y medios de seguridad adecuados incluyendo los mejores GPS y VHF.

Debemos contar con tangones para separar las líneas pues debemos llevar un mínimo de 6 ya que las posibilidades de picada se multiplican. En cuanto a las cañas y carretes lo ideal son equipos ligeros de entre 10 y 30 libras dependiendo de nuestra experiencia y las ganas que tengamos de combatir. Cuanto más ligeros sean los equipos más divertida será la lucha aunque también será más larga y con mayores posibilidades de cometer un error. Debemos acordarnos que no somos profesionales sino que estamos practicando un deporte y por tanto no se trata de sacar pescado sino de pescar y divertirse. Utilizar equipos de 50 libras o 80 libras para pescar atunes de 10 kilos es como matar moscas a cañonazos, perdiendo toda la gracia deportiva ya que el pez no tendrá ninguna posibilidad y la lucha durará unos escasos minutos.

Sin embargo la adrenalina y satisfacción de pescar un atún de 15 kilos con un equipo de 10 libras y tras más de 15 minutos de combate es increíble y en cuanto tengamos un poco de experiencia raramente perderemos algún pez. Por supuesto que con un equipo de 10 libras será tarea muy difícil sacar un atún de más de 30 kilos pero hay que tener en cuenta que el 99% de las veces clavaremos atunes de menos de 15 kilos que son los que hemos salido a buscar y que son los que nos deben divertir. Cuando queramos ir a por sus hermanos mayores lo mejor es intentar el brumeo con equipo pesado que ahí sí nos podemos encontrar con verdaderos monstruos de más de 150 kilos.

En cualquier caso con cañas y carretes de 30 libras vamos más que sobrados y si acaso los podemos cargar con hilo de 50 libras si somos novatos. La calidad de las cañas y carretes es importante. Cuanto mejores sean más fácil será pescar y más disfrutaremos. Son aconsejables cañas de pescar de carbono, mejor con rodamientos al menos en la punta, y carretes con freno de palanca mejor que de estrella. Penn, Shimano, Everol y Alutecnos entre otros, son magníficos carretes aunque algo caros, pero el precio lo merece. Además de las cañas y carretes, necesitamos una buena batería de señuelos de variados colores, en general plumas, metralletas, poppers, pulpitos y bonitas.

Para el curri los señuelos más indicados son los más pequeños, no más de 11 centímetros y es bueno tener una variedad de formas y colores ya que los atunes son muy caprichosos y cada día elegirán uno distinto.  Por ello es muy bueno llevar entre 6 y 8 tipos de señuelos dependiendo del tamaño de la embarcación y de los tangones ya que de esta manera podremos pasear una buena diversidad de formas y colores. Finalmente necesitaremos un cinturón de combate para pelear el atún en stand-up y un gancho para embarcar los más grandes. Con esto y un puñado de giratorios y anzuelos, generalmente dobles, completamos el equipo.

Infografia: Temporada de pesca del atún rojo


Infografia temporada pesca del atún rojo

Preparación y montaje de los aparejos

Los señuelos los podemos atar a las cañas de dos formas. Hay quien prefiere no utilizar bajo de línea y llevar en una pequeña caja de pesca los señuelos sin armar y en otra los anzuelos armados con un giratorio. Así para cada caña pasaremos la línea por un señuelo y a continuación hacemos un nudo simple contra el giratorio y ya está montado. Para cambiar el señuelo no tenemos más que cortar la línea sobre el nudo, cambiar el señuelo y volver a hacer un nudo.

Este método tiene 3 ventajas principales:

  • Una es el ahorro de material al ahorrarnos llevar anzuelos para los señuelos no utilizados, evitar los típicos aros para estibar los señuelos, guardacabos que necesitaríamos en los bajos y giratorios con clips.
  • La segunda es la facilidad de estiba tanto para las cañas (el hilo al cortar el nudo queda completamente recogido en el carrete) y sobre todo para las cajas de los señuelos (al no estar montados podemos llevar numerosas plumas y pulpitos en una pequeña caja pequeña frente a un gran cajón que necesitaremos para los señuelos armados en los típicos aros de plástico).
  • La tercera ventaja es que podemos trabajar el atún hasta la punta de la caña al no haber un giratorio que nos impida recoger los últimos metros del bajo y de esta forma facilitando la recogida de la pieza.

La segunda alternativa es montar los señuelos en bajos de línea y dejar un giratorio con clip en el extremo de la línea de la caña. En principio esto nos permite mayor velocidad para colocar o cambiar los señuelos y evita tener que hacer nudos en alta mar que a algunos molesta. El problema además de no disfrutar de las ventajas antes descritas es que tenemos que montar bajos algo más potentes con hilo más grueso y guardacabos para evitar el desgaste. Los señuelos los colocaremos a corta distancia de la popa, dejando las líneas centrales más cortas y las de los tangones más alejadas. Así para una disposición de 8 líneas es conveniente comenzar con la línea más corta a 15 metros de la popa y aumentar 5 metros cada línea para dejar la más alejada a 50 metros. Lo normal es que en las líneas cortas nos piquen los atunes rojos que suelen ir en solitario o en grupo y en las más largas las albacoras que suelen ir en pareja. Así no es raro tener picadas múltiples de hasta 5 o 6 atunes rojos en las cañas más cortas o picadas dobles de albacora en las cañas más largas.

Velocidad de la embarcación

Nos moveremos a una velocidad de entre 7 y 8 nudos dependiendo del estado del mar (más rápido cuanto más calmado). El freno del carrete lo tendremos tarado aproximadamente a un cuarto de la resistencia de la línea. El lugar de pesca es lo más difícil de acertar.

El atún es gregario y se puede mover mucho en un solo día por lo que estamos obligados a pasear nuestros señuelos millas y millas para tener mayor probabilidades de encontrarlos. Obviamente hay zonas más adecuadas que otras pero esto no es garantía de éxito y esta es la dificultad y la gracia de la pesca de altura. Es muy común encontrarnos con la picada sin haber visto ningún signo de atún. Una vez tengamos una picada bajaremos la velocidad hasta el ralentí del motor fueraborda, eso sí después de haber esperado unos segundos por si tenemos la suerte de clavar más de un atún de una vez. Dependiendo de nuestra experiencia y de la tripulación, no será necesario recoger todas las líneas aunque generalmente sí las más cortas.

A partir de ahí nos ponemos el cinturón de combate y empezaremos a bombear para tratar de recuperar línea sin toquetear el freno. El atún es un potente luchador por lo que pegará varias carreras y ofrecerá mucha resistencia. Solamente cuando se comience a agotar dejará de salir línea del carrete y podremos empezar a recuperar. Con equipos ligeros la resistencia del freno será menor por lo que el atún habrá sacado muchos metros de hilo y el combate será largo, duro y divertido. La caña se doblará hasta dar miedo y sudaremos de lo lindo. Una vez tengamos el atún a la vista, lo normal es que se asuste con el ruido de los motores y se pegue alguna una última carrera haciendo que nos suba la adrenalina y nos entre el nervio.

Con equipos más pesados y frenos apretados perdemos esta diversión y nos dedicaríamos únicamente a arrastrar el pez y sacarlo del agua. Cuando lo tengamos al alcance podemos dar un tirón y subirlo por encima de la borda o meterle el gancho para asegurar. Si no nos lo vamos a comer hay que evitar el gancho para poderlo soltar con vida después de la “foto”. Si lo gancheamos lo normal es que se monte un espectáculo de sangre en la bañera que requerirá un buen baldeo antes de que se seque. Una vez el atún a bordo merece la pena mirar las caras de la tripulación pues podremos ver la emoción y felicidad de todos ya sean pescadores nóveles o expertos.

Vídeo sobre la pesca de almadraba en barcos atuneros, pesca tradicional del atún rojo


Si te ha servido de ayuda compártelo con tus amig@s, gracias! 🎣

¿Nos das 5 estrellas? 🙂
[Total: 21 Media: 4.1]
Resumen:
Fecha de revisión:
Artículo revisado:
【 LA PESCA DEL ATÚN 】Trucos que SÍ ▷FUNCIONAN - EsPesca
Puntuación:
51star1star1star1star1star

Deja un comentario

  ◀ Acepto los términos de privacidad

  1. Responsable: EsPesca
  2. Finalidad: Envío por email de noticias y ofertas
  3. Legitimación: Tu consentimiento expreso
  4. Destinatario: Lista de suscriptores alojada en Wordpress
  5. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, anonimato, portabilidad y olvido de sus datos