Como pescar en ríos

¿Que es la pesca fluvial o la pesca en ríos?

Cuando hablamos de este tipo de pesca nos referimos a la pesca en aguas dulces, entornos donde abundan peces con alto valor para los aficionados a la pesca en aguas continentales, como por ejemplo el black bass, las truchas, carpas y todo tipo de salmónidos. De hecho en las aguas dulces habitan más del 40% del global de todas las especies, es por tanto un lugar idóneo para practicar nuestro deporte favorito. Muchos de los aficionados confunde la pesca de ríos con otro tipo de pesca realizada en agua dulce, como pudiera ser en lagos y embalses, nada más allá, cuando definimos la pesca en ríos, arroyos y riachuelos existen una característica principal que lo diferencia y es que pescamos en aguas con corriente. Este factor es muy importante ya que debido a que el agua está siempre en movimiento hace que los peces que habitan en ella tengan un tamaño menor, aunque presentan más lucha y brega a la hora de conseguir pescarlos si los comparamos con las capturas de lagos y estanques donde los peces son más grandes aunque algo más tranquilos. Si eres de los que ha intentado pescar un salmón peleón en mitad de un río con fuertes corrientes sabrás de lo que estoy hablando. 😉

¿Cuales son los mejores lugares para pescar en ríos y arroyos?

Pesca en rios con corrientesAmigo pescador esto depende de en que río o riachuelo nos encontremos, pero como norma general, los mejores espacios para lanzar nuestras cañas de río son justo en la orilla, si está practicable, desde algún tipo de puente o altillo donde podamos practicar la pesca con seguridad o incluso desde alguna embarcación o bote. Bien es cierto que por experiencia propia y la de otros compañeros pescadores, existen zonas en los ríos donde tendremos mayores posibilidades de tener éxito, estas zonas son:

Rocas, árboles flotantes y arbustos

Esto no es cosa de magia, realmente los peces aprovechan estas zonas de aguas más tranquilas para poder descansar de las corrientes y de peligrosos depredadores. Además estos lugares que se encuentran en los ríos de forma natural, dan protección frente al sol y en épocas calurosas los peces buscarán estas zonas más sombrías.

En los saltos y caídas de agua

Los Secretos de la pesca en el Mar

¿Aún no tienes el mejor libro sobre todos los Secretos de la Pesca en el Mar?

Esto es sencillo, en las caídas de agua hace que esta venga con mayor fuerza, provocando que los alimentos de los peces se hundan hacia el fondo, formando un pequeño hueco o agujero donde se genera un lugar ideal para que puedan alimentarse los peces con mayor calma y sin fuerte corriente. Si eres pescador de río, sabrás que debajo de las pequeñas cascadas o presas habrá una captura segura, estos lugares nos pueden dar una gran jornada de pesca. Incluso algunas especies, como el salmón, recorren los ríos en contra de la corriente para el desove, circunstancia que nosotros aprovecharemos para poder pescarlos, eso sí, siempre aconsejamos practicar la pesca y devolución.

Curvas y surcos de los ríos

Esto es simple ley física, ¿conoces la fuerza centrífuga? pues este principio es el que se aplica a las corrientes de los ríos, que en las zonas de curvas las corrientes toman fuerza en las zonas más exteriores y disminuyen en las zonas interiores, es por ello que los peces aprovechan las zonas exteriores para que las corrientes les ayuden al nado, es allí donde podremos tener una mayor probabilidad de capturarlos.

¿Que tipo de especies son las mejores para la pesca de ríos?

La pesca fluvial en este tipo de aguas es realmente divertida y apasionante, no solo lo consigue el tipo de agua sino también los peces que allí habitan. Repasemos cuales son las especies más abundantes para realizar la pesca en aguas con corrientes.

La carpa

Los orígenes de las capas proceden del lejano oriente, esta especie frecuenta las zonas de aguas fluviales, más concrétamente en ríos donde el curso es medio o bajos y muy caudalosos. A las carpas les gusta nadar en zonas tranquilas con aguas profundas y cálidas. Des sobra es conocida la forma de alimentarse de esta especie, que aspira todo lo que encuentra cerca de su radio de acción como si fuera una aspiradora. Los aficionados al carpfishing conocen las peculiaridades de este pez y su pesca en ríos.

La trucha

La trucha es sin duda uno de los peces más “peleones” que como pescadores de río nos podemos encontrar, son miembros de la familia de los salmónidos, les encanta las aguas frías y muy oxigenadas. Las truchas tienen un alto valor culinario ya que su carne es muy apreciada en cocinas internacionales, además, para la pesca deportiva es un lujo poder capturarlas. Frecuentan las aguas en ríos de montaña ya que se acoplan perfectamente a sus condiciones. A finales de Diciembre y principios de Enero, cuando se produce la freza de la trucha es cuando realmente tendremos oportunidades de poder pescarlas.

El salmón

De sobra es conocida la virtud que tienen estos peces para remontar los surcos de los ríos con gran potencia y gracia, muchos de ellos provienen de las aguas del Océano Atlántico y remontan los ríos en la fechas de desove. Esta es una gran oportunidad para nosotros pescadores, ya que el salmón concentra todas sus fuerzas en remontar los saltos y cascadas de los ríos y es en este punto donde nosotros podemos realmente tener una estupenda alternativa para pescar estos fantásticos peces.

El lucio

Uno de los depredadores de agua dulce más brutales que existe, con sus dientes de sierra es capaz de partir nuestra línea de pesca con facilidad, por tanto muchas veces se aconseja para pescar este tipo de peces usar hilos de acero o kevlar, resistentes a sus mordeduras. Los lucios se encuentran en las zonas medias de los ríos con mucho caudal. Un dato a conocer es que la época de la freza da lugar en Abril y Mayo.

Rutas de pesca, los mejores ríos para pescar en agua dulce

Mejores lugares de pesca en rios

Río Noguera Ribagorzana

El río Noguera Ribagorzana, frontera entre Aragón y Cataluña, es uno de los parajes mejor conservados de los Pirineos. Desde marzo hasta agosto, en los muchos tramos libres existentes, podemos pescar truchas salvajes que no han sufrido los negativos efectos de las repoblaciones. El primer tramo acaba en el embalse de Senet y permite capturar truchas de 30 centímetros en los meses de estío. El tramo Senet-Vilaller es libre y el Vilaller-Pont de Suert está acotado. Más adelante encontramos el embalse de Escales, rico en barbos, madrillas, carpas, escardinios y truchas. En el interior del Parque Nacional de Aigües Tortes nace el río Noguera de Tor. Su caudal es suficiente para las truchas y en él encontramos dos cotos intensivos y uno de pesca sin muerte en Castilló de Tor.

Río Caudal

Rio Caudal AsturiasEl coto de pesca sin muerte de Mieres ha alcanzado un gran renombre entre los pescadores de trucha con equipo de mosca. En este paraje asturiano las truchas que pescaremos son fruto de anteriores repoblaciones, aunque también podemos encontrar truchas comunes más o menos autóctonas. Los accesos en coche al río Caudal, formado por las cuencas altas del Aller y Turón, son excelentes. Por otro lado, el control y vigilancia desarrollado por la guardería resulta imprescindible, no sólo para dar a conocer las normas que rigen el coto, sino también para orientar al pescador sobre las zonas más apropiadas para la práctica de la pesca, los momentos del día, etc.

Río Curueño

Este río surge en Vegarada y posee, como buen río leonés, un carácter torrencial. Además, goza de un plan de gestión propio en el que se determina el cupo de ejemplares, el número pescadores, las tallas, los cebos, etc. El Curueño nos sorprende con una región única a la que sus gallos pardos e indios han dado fama internacional. La radioactividad del subsuelo, el duro clima y la altitud constituyen los factores que producen el espectacular brillo de sus plumas de riñonada. Los principales cotos de pesca en el Curueño son el de Tolibia y el de Valdepiélago.

Río Muga, Arnera y el embalse de Boadella

El río Muga, en la provincia de Gerona, posibilita todo tipo de ambientes de pesca posibles: aguas rápidas de montaña, tramos medios con corriente suave, pozas, un gran embalse y una zona estuárica. Las especies autóctonas que pueblan estas aguas son la trucha, el barbo de montaña, el bagre, la anguila y el espinoso. Pero también se han introducido otras especies: lucio, black-bass, lucioperca, perca, carpa, rutilo, alburno, etc. Por otra parte, el Arnera, afluente del Muga, conserva buenas poblaciones de truchas, aunque éstas se caracterizan por la desconfianza ante las moscas que intentan tentarlas. En el embalse de Boadella confluyen ambos ríos, aportando gran número de lucios, luciopercas, basses y truchas.

Río Iregua

Una de las corrientes fluviales más famosas en La Rioja es el Río Iregua. Nace en las laderas de Hoyos de Iregua, en la Sierra de Cebollera, y su curso está regulado por dos embalses: el de Pajares (hace años con gran calidad y cantidad de truchas) y el de González-Lacasa (mucha trucha arco iris y carpas). A estos embalses siguen los cotos de Villanueva y Viguera, cuyas truchas (pintonas en el primero y arco iris en el segundo) mantienen unos niveles más que considerables. Entre estos cotos hay un tramo libre con grandes truchas, pero con el inconveniente de recibir demasiada presión de pescadores en sus orillas.

Río Ulla

El Ulla tiene su origen en Lugo y hace de límite interprovincial entre Pontevedra y La Coruña. En las inmediaciones del río se dispone de algunas piscifactorías para cultivo de salmónidos. Las especies más representativas que pueblan sus aguas son el salmón, en gran parte del curso; el reo; la trucha común, como especie reina; la boga, en el propio nacimiento; la bermejuela; la anguila, desde el estuario hasta el embalse de Portodemouros, y la lamprea. Se permite utilizar dos cañas, siempre que éstas se encuentren al alcance de la mano y como cebo el denominado bicho de mar.

Río Cares

El Cares es uno de los ríos más emblemáticos y representativos de España. Tiene su origen en los Picos de Europa y acaba desembocando en el Deva. Sus caudal proviene de tres afluentes que entregan sus aguas desde León, Asturias y Cantabria. El primero nace cerca de Corona (León) y forma la conocida Senda del Cares. El segundo es el río Bulnes (Asturias) y tercero, río Duje, procede del Circo de Aliva, en Cantabria. Existen tramos libres para la pesca de la trucha y el salmón regulados cada año por la Consejería de Agricultura del Principado de Asturias. Entre los cebos naturales se puede hacer uso de la lombriz de tierra, piscardo muerto, dípteros, tricópteros, etc. Dentro de los artificiales encontramos cucharillas, devón, peces artificiales y mosca.

Río Júcar

Pocas rio Jucar La cuenca alta del Júcar, en las sierras conquenses, conforma un paraje de extraordinaria belleza muy cercano a los Montes Universales. Entre tramos acotados y libres estamos casi obligados a usar únicamente los señuelos artificiales. Uno de los cotos más importantes es el de Huélamo sin muerte, donde encontraremos una gran abundancia de truchas, no siendo difícil clavar más de treinta farios mayores de 25 centímetros en una jornada cualquiera. Este coto de Huélamo, además de su geografía privilegiada y la calidad del agua, tiene una gestión piscícola magnífica.

Río Guadalaviar

En la sierra de Albarracín, provincia de Teruel, tiene su nacimiento el río Guadalaviar. Hasta Teruel mantiene la denominación del pueblo donde nace, pero a partir de esta ciudad, al unirse con el río Alfambra, cambia de fisonomía, de caudal y de nombre, llamándose Turia. Con un recorrido de 75 kilómetros y una anchura variable entre siete y diez metros, el Guadalaviar poseee una densidad de truchas muy destacable. Aguas abajo, encontramos la cola del embalse de El Arquillo de San Blas, con madrillas, carpa común, carpa royal, barbo, black-bass y trucha arco iris como especies más reseñables.

Río Carrión

El Carrión es la corriente fluvial más importante de la provincia de Palencia. La Pineda, primer acotado del río, presenta una orografía difícil de olvidar. Le sigue el mítico coto de Triollo y el embalse de Compuerta. En Velilla del río Carrión encontramos otro acotado de 4,3 kilómetros. Pino del Río y Saldaña son los cotos de más renombre en el Carrión y puede que en Castilla y León. El coto de la Serna y el de Carrión, cuando el río ya es mesetario, se caracterizan por contar con poblaciones trucheras muy recelosas al engaño humano.

Vídeo en Ríos de la Patagonia, gran pesca de Salmón Chinook

Si te ha servido de ayuda compártelo con tus amig@s, gracias! 😃

¿Nos das 5 estrellas? 🙂
[Total: 17 Media: 4.7]
Resumen:
Fecha de revisión:
Artículo revisado:
【PESCA DE RÍOS】Los mejores lugares 100% Efectivos - EsPesca
Puntuación:
51star1star1star1star1star
Llévate la Guía de Nudos de pesca... GRATIS! 🎁
Signup today and receive free updates straight in your inbox. We will never share or sell your email address.

Deja un comentario