Cañas de jigging ¿Cuales son los mejores para comprar a precios baratos?

Tipos de cañas para la pesca al jigging o pesca vertical

Antes de acudir a una tienda especializada con el objetivo de comprar la caña que necesitamos para la pesca al jigging es importante que nos informemos un poco sobre cómo debe ser esta, de manera que realmente nos hagamos con un producto que verdaderamente nos va a ser útil en nuestras salidas pesqueras. Esto va a evitar que realicemos un desembolso de dinero demasiado elevado e innecesario.

Lo primero que vamos a hacer es distinguir cuáles son los tres tipos de pesca al jigging que existen y, claro, cuál es la caña más adecuada para cada uno de ellos. Además, presentaremos algunos modelos que destacan actualmente en el mercado y su clasificación dentro de las opciones siguientes.

Para embarcación fondeada

Cañas pesca desde embarcacionLa caña ideal para esta modalidad debe ser una caña de dimensiones comedidas, de aproximadamente dos metros y medio de longitud. El motivo es que se pueda hacer fácilmente la acción de clavado. Además, las cañas escogidas deben tener un peso muy bajo para que no añadan peso extra en el momento de sacar la pieza.

En cuanto al material en que deben estar fabricadas, se recomienda, sobre todo, el carbono de módulo alto y la fibra de kevlar. Para las piezas más pequeñas se recomienda el titanio. En cualquier caso, los materiales deben ser muy resistentes para evitar que la caña se parta cuando alcanza curvaturas demasiado pronunciadas.

Un modelo de caña que ha sido muy exitoso para este tipo de pesca es la Explorer Tanera Gold de la marca Cinnetic. Esta es especial para capturar doradas y lubinas desde embarcación. Se fabrica en dos medidas diferentes (1.50 y 2.10 metros) y el precio es realmente bueno si consideramos su buena calidad.

Para la pesca desde kayak

Las cañas para la pesca desde kayak tienen que tener unas características muy similares a las que acabamos de ver; es decir, deben ser más cortas, de menos de metro y medio de longitud. Además, tendrán que ser ligeras y manejables, para que ocupen poco espacio dentro del kayak y, así, el pescador pueda realizar perfectamente el movimiento parabólico para el lance.

También deben ser muy resistentes para que no se partan en el momento en que se recoja el pez. Se recomienda también que la caña tenga un mango fino para conseguir un mejor agarre, con una longitud que debe sobresalir de nuestro codo aproximadamente unos 15 centímetros.

La vara, conocida como blank, debe estar compuesta por fibra de vidrio o grafito y se recomienda adquirirla de un solo tramo. El anillo debe ser inoxidable y, en la medida de lo posible, recubierto de óxido de aluminio.

El modelo de caña que más recomiendan los pescadores expertos es la Triflex Tropic Pro Jigging, de la marca Lamiglass. El material que la compone es una mezcla de grafito y biofibras que soportará los tirones y esfuerzos para sacar las piezas más grandes. Su largo es de 1.65 metros, con un peso bastante reducido y una buena relación calidad-precio.

Para slow jigging

cañas slow jiggingLas cañas de slow jigging deben reunir tres características fundamentales. Por un lado, está la referencia a la sensibilidad, ya que desde que el jig comienza a bajar a su destino la caña debe ser capaz de transmitir todo lo que ocurre, incluyendo la posible influencia de las corrientes.

Otra característica es el diseño del blank, que tiene que ser de acción parabólica para que se doble al pulsar sobre la manivela y se ejecute el golpe hacia la parte superior.

Finalmente, la resistencia, para que se pueda recuperar el estado inicial, con lo que si no se tiene una caña adecuada esta se doblará con el jig, pero no volverá a su posición correcta, de manera que, podo a poco, dejará de ser útil.

Un modelo muy adecuado de cañas de jigging tipo slow puede ser la Black Buster X Revo G2-SPR BBX SFC 6623, de Xzoga, que incluye un blank de diseño novedoso y que engloba las características que acabamos de mencionar en un equilibrio perfecto.

Te recomendamos…

Características principales para elegir y comprar la mejor caña de jigging


Como esta modalidad se practica desde una embarcación, una de las características principales de la caña vemos que será la longitud y los tramos de la misma. Pero también hay que hacer hincapié sobre otros aspectos. De ahí que, a continuación, vayamos a mostrarte los aspectos en las que debes fijarte cuando eches una ojeada a las cañas de jigging.

Material

Los materiales en que se fabrica deben fomentar su ligereza, principalmente, pero incluyendo en el útil una gran resistencia. Esto es porque las presas al picar ejercen una gran presión y pueden dañar la caña.

Lo más común en cañas de jigging de calidad es estar hechas en grafito o en fibra de carbono, kevlar que son materiales de muy bajo peso.

Longitud/tramos

La longitud perfecta para este tipo de cañas suelen estar entre el metro y los dos metros y medio. Todo depende de la embarcación desde la que vayamos a pescar. Cuanto menor sea la longitud, mayor libertad para realizar movimientos diferenciados.

Sin embargo, habrá que considerar también qué presas se desean conseguir, pues la caña debe soportar su peso y su pelea. La mejor opción, como ya habíamos adelantado es optar por una caña de tramo único, lo cual no será difícil de encontrar, pues hablamos de útiles de corta longitud y lo común es que sean así.

Potencia

La potencia se categoriza en función a dos conceptos diferentes. Por un lado, tenemos el peso máximo recomendado en las mejores condiciones de pesca y, por otro, el jig máximo que se puede admitir.

En relación al peso máximo, el criterio depende de cada marca, ya que en una se clasifican en base al rango de peso en el que se debe encontrar un jig para hacer un movimiento determinado y otras marcas solo ofrecen el peso máximo. El peso máximo del jig debe estar en valores alrededor del 50% del peso de la caña.

Acción

La acción está directamente relacionada con el diseño que haya hecho cada marca del blank. Se recomienda una acción lenta o parabólica para que se dé un equilibrio entre la curvatura de la manivela al lanzar el sedal con la devolución del mismo desde el fondo hacia la superficie. Cuando la caña se dobla profundamente, el jig se desplaza por acción contraria, hacia arriba, luego hacia los laterales y, finalmente, en caída.

Portacarretes

Se recomienda que el portacarrete sea a rosca. Además, es de agradecer que se adquiera con una fabricación en «Carbon Concept». Suelen tener una cruceta final para poder apoyar la caña.

Anillas

Mejores anillas cañas de jiggingDeben ser muy ligeras y aconsejamos utilizar las de tipo Sic, aunque tampoco es indispensable. Hay que recordar que la segunda anilla estará sometida a un gran esfuerzo continuo por lo que, en caso de tener la oportunidad, elige una más resistente para colocarla en este punto pero mantén las demás con un menor peso.

Considera también optar por una muy buena composición, pues esta, además del peso, condiciona la firmeza. El anillado debe ser inoxidable, con un buen puntero (que también trabaja fuertemente) y con doble pata.

Se les suele dar un tinte especial en tonos oscuros y con algunos detalles que le dan carácter al diseño de la caña pero que, por otro lado, tampoco tienen ninguna otra utilidad.

Los Secretos de la pesca en el Mar

¿Aún no tienes el mejor libro sobre todos los Secretos de la Pesca en el Mar?

Si te ha servido de ayuda compártelo con tus amig@s, gracias! 🎣

Deja un comentario

  ◀ Acepto los términos de privacidad

  1. Responsable: EsPesca
  2. Finalidad: Envío por email de noticias y ofertas
  3. Legitimación: Tu consentimiento expreso
  4. Destinatario: Lista de suscriptores alojada en Wordpress
  5. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, anonimato, portabilidad y olvido de sus datos