¿Cómo hacer una red de pesca de forma casera paso a paso rápido y fácil?

Pasos para realizar una red de pesca con materiales caseros para decorar

Las redes de pesca pueden ser muy difíciles de transportar para el pescador. Además, tienen un precio ciertamente elevado. Pero para esto tenemos una buena solución, ya que hacer de manera manual una red de pesca es algo muy sencillo. Cualquier pescador con tiempo para realizar este tipo de manualidades puede hacerse una a medida. De hecho, únicamente se necesitan cordeles y algunas herramientas. Y, además del propio y evidente uso que tiene, esta puede servir también como elemento decorativo; ¡todo depende del interés que le pongamos!

Antes de comenzar

Previamente, se debe seleccionar el cordel que se va a utilizar para fabricar la red de pesca. También se puede hacer con cuerda un poco más gruesa. De hecho, queda en la mente de cada pescador el poder utilizar un elemento u otro en función de las especies que vaya a capturar o, si es meramente decorativa, pues considerando qué aspecto quiere llegar a lograr, evidentemente; no tiene mucho misterio.

Es necesario que sea él mismo quien piense en el peso que suelen tener sus capturas (según volumen y especie) y decida la resistencia que debería ofrecer; de manera que la res no se rompa cuando tenga muchas especies en su haber o bien si estas son fierecillas.

El cordel que mayor resistencia soporta es el de nailon laminado que, además, es en el que más confían los pescadores por su durabilidad. También es el más caro en cuestión de precio. Por ello, se pueden conseguir otro tipo de cuerda, más al alcance de cualquiera. Como hemos dicho anteriormente, se pueden construir redes de pesca de cualquier tipo, esto es lo menos importante si las confeccionamos bien.

Ni qué decir tiene que si sólo la piensas usar para decorar, olvídate de los materiales de altísima calidad y apuesta por otros más vistosos.

Prepara tus herramientas

Las herramientas fundamentales que vas a utilizar son la lanzadera y el calibrador. La primera es la aguja con la que se va a tejer la red y la segunda es una carta de medidas. Estos son dos útiles se pueden encontrar en cualquier tienda de artículos deportivos, incluso, puedes localizarlas en tiendas de manualidades.

Debes buscar el calibrador cuya anchura indique el tamaño que va a tener la red una vez que la hayas finalizado. Comprueba que la diagonal de cada uno de los cuadrados de la red sea igual que el ancho del calibrador.

La lanzadera debe tener un ancho menor que el del calibrador para que pueda pasar de manera sencilla por los agujeros de la red.

Colocar el clavo de partida

En una mesa suficientemente grande para poder tejer tu red de pesca decorativa (o no) debes colocar un clavo. Este puede ser también un sujetador con el tornillo central ubicado hacia la parte de arriba. El clavo se debe ubicar en el borde de la mesa.

Poner el cordel en la lanzadera

  1. Para comenzar a hacer tu enredadera hay que poner la lanzadera sobre nuestra mano.
  2. A continuación, se pone el extremo del cordel a lo largo de toda la parte superior. Este debe estar orientado hacia a ti.
  3. Coge el cordel y haz un nudo alrededor de la clavija central. Este volverá de nuevo a ti. No te preocupes por si se te termina el cordel antes de rellenar la lanzadera ya que puedes amarrar el extremo de otro cordel y continuar tranquilamente.
  4. Después, debes colocar este de manera paralela a la hebra que se encuentra al final.
  5. Seguidamente, llévalo hacia abajo y da la vuelta para volver a subir de nuevo.
  6. Da una vuelta con este cordel alrededor de la clavija central.
  7. Debes repetir este proceso hasta que la lanzadera esté completamente llena.

Anuda con lazo simple

Debes realizar un nudo cuyo ancho sea similar al del calibrador. Este va a ser el que cuelgue de la zona externa del borde de la red, cuando ya la tengas completa.

El nudo se debe poner alrededor de la clavija. Optar por un nudo simple es una buena opción, pues este es muy sencillo, ya que solamente debes hacer una lazada y pasar el extremo de la línea por dentro de ella, de manera que tires de ambos extremos para poder ajustar el nudo.

Establece el cuadrado principal

La red comienza con un cuadrado.

En este momento es cuando debes determinar el tamaño del mismo. Para conseguirlo es necesario que deslices el calibrador por debajo del cordel. El nudo debe quedar sobre la clavija, en la posición más próxima a ti.

A continuación, sujeta el cordel colocando tu pulgar (de la mano opuesta a la que manipula todo) por encima del calibrador.

Después, debes ajustar el cordel alrededor del calibrador. Esto se va haciendo mientras que avanzas en la creación de cada uno de los cuadrados. Verás como la red de pesca se va conformando rápidamente con cuadrados similares hasta que quede finalizada.

Realiza un nuevo nudo con la lanzadera

Esto se hace simplemente para crear una red de pesca mucho más resistente. De hecho, a mayor cantidad de nudos, más resistencia de la red. Una vez que hayas terminado todos los cuadrados y sus nudos de seguridad, debes sacar el calibrador.

Para poder hacerlo de manera sencilla, fíjate en los lazos que salen del original. Debes escoger uno de ellos, pero no te preocupes, ya que vas a tener que realizar el procedimiento con ambos.

Terminar la red

Finalizar la red es sencillo, ya que debes repetir todos los pasos anteriores hasta que hayas logrado la longitud que te interese, ya sea en función de tus esperadas capturas o, si es para decorar, del espacio que quieras cubrir.

Se debe reemplazar el calibrador.

  1. Después, has de llevar la lanzadera por debajo y por encima de los lazos. Sólo de esta manera vas a poder ajustar el cordel alrededor del calibrador, haciendo los nudos finales. Ten en cuenta que cada nudo debe quedar lo más ajustado que puedas, como has hecho en el resto del proceso.
  2. Debes dar una vuelta con la lanzadera por ese segundo nudo. Si te fijas, te habrá quedado una especie de forma de V con los lazos que habías ajustado previamente contra el calibrador.
  3. Añade nuevamente nudos en el borde del calibrador para darle a la red una mayor resistencia. Estos nudos van a ser los que cerrarán el cuadrado con el que comenzaste a hacer el útil de pesca.
  4. Para poder finalizar la red debes colocar pesos o incluso un marco de madera. Puedes utilizar también pedazos de cordel extra para terminar de ajustar lo que te quede de la red.
  5. Puedes sellarla para que te dure un poco más, con una grapadora de trabajos pesados.

Decoración

Si, como decimos, tu intención es que esta sea meramente decorativa, no dudes en coserle algunos elementos de temática náutica como anclas, campanas de barco o salvavidas.

Además, habiendo sido el caso, esperemos que hayas optado por colores vistosos para las hebras, aquellos que encajen con el estilo en el que la vas a enmarcar o, por supuesto, los típicos colores marineros azul y blanco.

¿Por qué hacer una red de pesca decorativa?

Si eres amante de la pesca seguro que te apasiona el agua y todo lo que tenga que ver con la actividad. Entonces… ¿por qué no utilizar sus elementos como parte de la decoración de tu hogar? Puedes incluso, llevarla en la bandeja trasera de tu coche o en el salpicadero.

Por supuesto, también se trata del primer elemento decorativo (y el más importante por lo llamativo) a incluir en un negocio que esté ambientado en este temática.

¿Nos das 5 estrellas? 🙂
[Total: 0 Media: 0]

Deja un comentario

  ◀ Acepto los términos de privacidad

  1. Responsable: EsPesca
  2. Finalidad: Envío por email de noticias y ofertas
  3. Legitimación: Tu consentimiento expreso
  4. Destinatario: Lista de suscriptores alojada en Wordpress
  5. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, anonimato, portabilidad y olvido de sus datos