La acuicultura, todo sobre el cultivo de peces en el Mar

¿Que es la acuicultura? Definición

La acuicultura, también denominada acuacultura, es un grupo de técnicas, conocimientos de crianza y actividades orientadas a la cría de especies acuáticas en su aspecto más general. Es decir, se encarga no solo de los peces que puedan encontrarse en las diferentes aguas, sino también de todos los animales que habiten en este medio y, además, de la vegetación que forme parte de sus ecosistemas.

Hay muchos sistemas distintos, como también especies que pueden estudiarse y “cultivarse” siguiendo este sistema tan opuesto a la pesca extractiva. Su función, aunque puede coincidir con la de esta práctica tan tradicional, parte de conceptos completamente distintos. Sirve para criar especies sin impactar al ecosistema donde habitarían normalmente, pero también para darles una alimentación totalmente controlada para su correcto crecimiento y posterior aprovechamiento con la puesta a la venta y comercio.

que es la acuiculturaSe trata de una disciplina que posee una gran cantidad de manifestaciones distintas. Existe desde hace milenios, como alternativa a la pesca común, y ha evolucionado poco a poco en diferentes países, donde ha llegado incluso a posicionarse como principal motor económico, para aprovechar las nuevas tecnologías y los nuevos métodos que han aparecido gracias a la investigación con el paso de los años.

A la hora de hablar en profundidad sobre la acuicultura, conviene repasar qué tipos hay y de qué factores dependen para su clasificación. Por tanto, vamos a centrarnos en esto a continuación para conocerlos todos.

La primera forma de clasificación que vamos a tratar radica en la finalidad del cultivo. Aquí, encontramos las siguientes posibilidades:

  • Acuicultura de aprovechamiento de recursos: aprovecha las zonas con mejores condiciones a nivel ecológico para destinarlas a una actividad de producción.
  • Acuicultura de producción y comercialización: como su nombre indica, busca destinar sus recursos a producir y comercializar las especies más consumidas en el mercado.
  • Cultivo integral: en estas instalaciones, se llevan a cabo todas y cada una de las fases del ciclo vital de las especies para acabar llevándolas al engorde.

Otra forma de dividir las posibles formas de esta práctica es en función de las aguas en las que se llevan a cabo, algo que evidentemente influye en las especies a tratar. En este sentido, hay dos grandes secciones:

  • Acuicultura marina: aquella que se práctica en aguas saladas y que, por tanto, se centra en las especies que habitan en ellas.
  • Acuicultura continental: al contrario que la anterior, es la que se lleva a cabo con agua dulce.


Según los tipos de especies que se cultivan, podemos encontrar los siguientes tipos de acuicultura:

  • Acuicultura de especies tropicales de agua dulce: peces y crustáceos de origen tropical y subtropical que viven en aguas dulces.
  • Acuicultura marina: vertebrados e invertebrados de origen marino, tanto peces como por ejemplo pulpos.
  • Alguicultura: dedicada al cultivo de las algas.
  • Astacicultura: los cangrejos de río son su objeto de cultivo.
  • Camaronicultura: especializada en la cría del camarón.
  • Carpicultura: todo tipo de ciprínidos, es decir, carpas y especies de agua dulce que no sean tropicales.
  • Conquicultura: almejas, ostras, vieiras y cualquier molusco bivalvo.
  • Salmonicultura: se centra en cultivar salmoniformes (salmones y truchas).
  • Truticultura: dedicada a la cría de la trucha.

Ordenadas y estudiadas todas y cada una de ellas, es el momento de cerrar el cero para centrarnos en nuestro territorio. Vamos a ver cómo funciona la acuicultura en España y qué especies y cifras llega a mover a lo largo de un año.

Infografía sobre la acuicultura

Infografía sobre la acuicultura

¿Que tipos de acuicultura hay en España?

Hay muchas formas de clasificar la acuicultura, como ya hemos comentado previamente. Para hablar de los tipos que hay en territorio español, vamos a recurrir a la clasificación por el tipo de aguas para seguir los datos indicados por APROMAR (Asociación Empresarial de Acuicultura de España) con respecto a las observaciones realizadas durante todo el año 2017.

Por lo tanto, nos vamos a centrar en conocer cómo funcionan la acuicultura marina y la continental en toda España:

Acuicultura marina

Son muchas las especies animales que se tratan en este sector a nivel español. Concretando y arrojando nombres, nos encontramos con las siguientes: lubina, dorada, corvina, rodaballo, atún rojo, lenguado, ostras, mejillón, almejas y abalones. Además, aunque se encuentran en menor cantidad, es importante mencionar la presencia del besugo, el langostino, las microalgas, las macroalgas y la anguila.

El cultivo de todas estas criaturas en nuestro país ha ido en un continuo crecimiento desde los años 80 hasta el 2009, llegando a alcanzar una cota anual de cerca de 48.500 toneladas. No obstante, desde ese año no ha logrado crecer que llevó a un descenso en el año 2016 y a un posterior repunte en 2017, donde logró superar la barrera de las 49.000 toneladas con toda la producción conseguida.

Los Secretos de la pesca en el Mar

¿Aún no tienes el mejor libro sobre todos los Secretos de la Pesca en el Mar?

Cabe mencionar, también, que en esta rama hemos de distinguir dos apartados diferentes en territorio nacional. Por una parte está el cultivo de peces en viveros y, por otro, el de peces en tierra, ambos como parte de la acuicultura marina. Sus cifras suelen estar muy cerca en cuanto a producción, aunque es la última clasificación la que siempre suele quedar por encima, sobre todo debido a la cantidad de establecimientos que hay repartidos por todo el país.

En cuanto a especies, la más frecuentada y predominante es la lubina, que en 2017 ha llegado a superar las 20.000 toneladas en total. De cerca, le ha seguido la dorada, con algo más de 15.000 y, tras ellas, han quedado el rodaballo, la corvina y el lenguado respectivamente.

Estas cifras terminan de rematar la predominancia de este sector de la acuicultura cuando miramos en el pienso utilizado para alimentar a todas las especies cultivadas. En 2016, se llegó a las 100.000 toneladas anuales tan solo con la acuicultura marina, una cantidad 5 veces mayor a la continental, de la que hablaremos en mayor detalle a continuación. Estamos, por tanto, ante la vertiente que más dinero y piezas mueve dentro de nuestro país, posicionándolo como uno de los más productivos a nivel europeo.

Grafica diferencias entre acuicultura y pesca de captura

Acuicultura continental

Esta alternativa, centrada en el agua dulce y todas sus especies, tiene un margen mucho más reducido en España. En este país, las principales especies que se crían son varias de la familia de los esturiones, la tenca y la trucha arco iris. Son las más predominantes, aunque también hay otras que, aunque aparecen en menor cantidad, deben ser nombradas, como son la tilapia del Nilo y la carpa común.

Aunque muy distante de los principales países productores de todo el mundo, los últimos años en terreno español han estado definidos por una senda de crecimiento. El cultivo de la trucha arco iris, por ejemplo, registró en 2016 un total de casi 18.000 toneladas recogidas, una cifra importante teniendo el cuenta la producción total en este sector a nivel nacional, y que llama todavía más la atención cuando añadimos que supuso un aumento del 11% con respecto al mismo periodo del año anterior.

La cría del esturión, por su parte, suele estar destinada a la obtención de su caviar. De este, las cifras recogidas en 2015 hablan de 256 toneladas a nivel mundial, de las cuales 70 provienen de Europa y tan solo 4 procedían de España. Si miramos a la carne del esturión como tal, tenemos un total global de 2.730 toneladas en ese mismo año, con 80 procedentes de aguas nacionales.

Por lo general, la producción de acuicultura continental está muy por debajo de la marina a pesar de la relativa cercanía entre la cantidad de establecimientos que hay repartidos por el país.

Infografía sobre la acuicultura en la Unión Europea

Infografia acuicultura en la Unión Europea

¿Cuales son las diferencias entre acuicultura y piscicultura?

Ya hemos presentado la definición de la acuicultura, que no es más que la actividad a través de la que se crían, o cultivan, todo tipo de especies acuáticas, sean animales o vegetales. La piscicultura, aunque posee un elemento común, que no es otro más que la crianza, reduce su radio de acción a un espectro mucho más concreto y específico.

De hecho, esta última podría definirse como la acuicultura de los peces, ya que se centra solo en ellos. La cría de infinidad de especies acuáticas, tanto de agua salada como de agua dulce, es su especialidad, y para ello recurre a las antaño conocidas como piscifactorías, denominación que ha acabado cayendo en desuso por la cantidad de instalaciones diferentes que se han comenzado a emplear en los últimos años para realizar esta actividad.

Por lo tanto, es fácil que haya cierta confusión entre ambos términos, ya que ambos parten de la misma premisa, pero difieren a la hora de hablar de los campos sobre los que actúan. Los moluscos, los invertebrados, las algas marinas y toda la vegetación subacuática es algo que queda única y exclusivamente del lado de la acuicultura, mientras que todo lo que son peces pasa a la piscicultura.

Además, esta diferencia hace que las instalaciones de una y otra puedan ser completamente distintas, ya que están orientadas a especímenes que necesitan condiciones diferentes.

Vídeo sobre el cultivo en el Mar, la acuicultura



Si te ha servido de ayuda compártelo con tus amig@s, gracias! 🎣

Resumen:
Fecha de revisión:
Artículo revisado:
【 ACUICULTURA 】Todo sobre el cultivo de Peces - EsPesca
Puntuación:
51star1star1star1star1star
¿Nos das 5 estrellas? 🙂
[Total: 3 Media: 4.7]

Deja un comentario

  ◀ Acepto los términos de privacidad

  1. Responsable: EsPesca
  2. Finalidad: Envío por email de noticias y ofertas
  3. Legitimación: Tu consentimiento expreso
  4. Destinatario: Lista de suscriptores alojada en Wordpress
  5. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, anonimato, portabilidad y olvido de sus datos