Nasas de pesca

¿Qué son las nasas de pesca y para qué se usan?

Las nasas de pesca son un tipo de redes un poco especiales, puesto que se utilizan para realizar captura pasiva. Se trata de una red en forma de cilindro cuya parte superior se va estrechando, de manera que la presa accede a la misma, pues considera que ese debe ser su recorrido a seguir. Una vez dentro, cae en un depósito del que ya no puede escapar. Para conseguir esto, se coloca un cebo vivo dentro, de manera que el pez o crustáceo se interese por él y caiga en la trampa.

Se trata de un útil perteneciente a un arte de pesca que se lleva utilizando desde hace muchísimo tiempo en todas las zonas del planeta donde la pesca artesanal aún se practica. En España, concrétamente, esta variante de pesca pasiva se realiza principalmente en la vertiente norte, destacando Galicia y Cantabria.

El formato de estas jaulas es muy sencillo, trata de una estructura de madera o metálica, cuya base superior es mayor que la inferior. Ambas están unidas por varillas verticales más gruesas. Los espacios se rellenan con varillas más estrechas, colocadas de forma paralela. En la boca superior hay una tapa donde se encuentra la entrada de plástico.


Pesca con nasasEsta es la zona por la que se vacían las presas obtenidas. Actualmente, existen algunos modelos fabricados en materiales más naturales. Para obtener los resultados que se pretenden se colocan en grupo, separadas por espacios similares y todas ellas tumbadas sobre el fondo marítimo, moviéndose en función de cómo lo hagan las corrientes del mar.

Las capturas que más a menudo vemos con el uso de este útil son los besugos y algunos crustáceos. Es, junto con la captura a mano, el método por excelencia para conseguir el tan famoso marisco gallego.

Ventajas

Las ventajas principales de utilizar una nasa de pesca son varias y muy diversas:

  • Una de ellas es que se puede desarrollar la actividad de pesca en zonas de acceso complicado, donde las redes no tienen cabida y si se utilizan los anzuelos la tarea se vuelve mucho más complicada. Esto conllevaría una gran pérdida de capturas; de ahí que se desaconseje el uso de cordel o anzuelo.
  • Además, con este tipo de trampas de pesca la captura siempre se mantiene con vida y sin ser herida y queda en manos del pescador la decisión de devolverla al agua o no.
  • Evidentemente, la gran cantidad de pescado que se puede llegar a coger es, sin duda, el principal beneficio que muchos pescadores tienen en cuenta.

Desventajas

Este tipo de útil también tiene alguna desventaja:

  • La principal es la pérdida de la misma o el deterioro debido, sobre todo, a las condiciones climáticas adversas o al acceso en zonas.
  • Si se ubican en aguas muy profundas, en ocasiones es necesario utilizar máquinas para llegar a ellas y sacarlas. Si no se hace así, este tipo de jaulas para pescar permanecerían en el fondo realizando su tarea de pesca y puede llegar a afectar al ecosistema de la zona.
  • Otra desventaja tiene relación con las nasas de alambre ya que, por el material con el que están hechas, tienen peligro de corroerse, por lo que no deben estar períodos muy largos de tiempo dentro del agua y requieren de un mayor mantenimiento.

¿Qué tipos de nasas de pesca existen?

Tipos de nasas de pescaLas nasas para pescar tienen muchos diseños y se pueden fabricar, como hemos comentado, en distintos materiales, a elegir según el gusto del pescador. De aquí mismo podríamos hacer ya una clasificación por material, si bien, la vamos a realizar según otro parámetro. En cualquier caso, el que más se utiliza es el alambre galvanizado en forma de malla que puedes haber visto, por ejemplo,  en los gallineros.

Otra clasificación común se da en función del tipo de especie que tengamos intención de coger. A continuación, veremos los tipos de trampas según la clasificación convencional.

Nasa de placer

Es un tipo de nasa que se utiliza en zonas de cauce bajo o en lugares próximos a un arrecife (con una profundidad entre 4 y 10 metros). Esta jaula no tiene cebo en su interior, sino que se tapa con ramas y se tira en grupos de 50 unidades, separadas un máximo de 40 metros entre sí. Los pescadores suelen revisarlas cada 24 o 48 horas. Si hubiera necesidad de colocarlas en zonas más profundas, ya sí se pondría en ellas cebo vivo.

Nasa de alto

Esta tiene un tamaño mayor que las demás, midiendo más de un metro de alto. Tiene forma de cilindro y se realiza con caña de Castilla. Siempre se le coloca un lastre en el fondo para evitar que sean movidas por las corrientes. El pescador las prepara con grandes cuerdas, de aproximadamente 400 metros y con un diámetro inferior al centímetro.

De esta manera, siempre quedará un trozo de cabo fuera cuando se tire hacia el fondo, el cual servirá para recogerla. Aun así, al subirla, puede que el cabo se suelte y se lleve el lastre, con lo que se debe colocar otro cabo más fino como herramienta secundaria para subir las nasas y evitar su hundimiento. Como cebo se utilizan sardinas, morenas o cabezas de langosta. Las nasas de alto llevan anudadas boyas de arrastre que sirven para localizarlas, evitar enredos en las cuerdas y sortear las fuertes corrientes que hay en el mar.

Jamaiquina

Se le denomina antillana y tiene forma de S. El dato más característico que se puede dar de esta nasa es que tiene dos aberturas en la parte superior, de manera que se aumenta la probabilidad de captura porque las piezas tienen más espacio por el que acceder.

¿Cómo fabricar una nasa para pescar de forma casera?


Para poder hacer una nasa de pesca casera hay muchas metodologías diferentes, pero nosotros recomendamos seguir los siguientes pasos, por sencillez y precio de los materiales.

  1. Inicialmente, se compra la estructura de madera o metal, para luego cortar las partes con una medida más precisa.
  2. Debemos cortar la red plástica que servirá para recubrir el cuerpo, la cabeza y la parte baja de la nasa.
  3. Una vez que está todo, comenzamos con la unión de los materiales. Se deben unir los extremos de la red que conforman el cuerpo de la trampa, formando el tubo.
  4. A continuación, se cose la red que va situada en la base de la red que hemos cerrado anteriormente.
  5. Después, se debe colocar la tercera red por la parte del cesto que ha quedado abierta.
  6. Al finalizar se cierran ambas redes.
  7. En el momento en que el cesto está terminado es cuando tenemos que meter la estructura metálica que habíamos adquirido en la tienda.
  8. Finalmente le añadimos la boca.

Vídeo: ¿Cómo fabricar una nasa para la pesca de forma 100% artesanal?



Como ves, los pasos para fabricar una trampa para la pesca son sencillos, por lo que cada pescador tiene mayor libertad de elaboración de la suya propia a su gusto.
Los Secretos de la pesca en el Mar

¿Aún no tienes el mejor libro sobre todos los Secretos de la Pesca en el Mar?

Si te ha servido de ayuda compártelo con tus amig@s, gracias! 🎣

¿Nos das 5 estrellas? 🙂
[Total: 2 Media: 5]
Resumen:
Fecha de revisión:
Artículo revisado:
【 NASAS de PESCA 】 Tipos / Usos / Pros y Contras - EsPesca
Puntuación:
51star1star1star1star1star

Deja un comentario

  ◀ Acepto los términos de privacidad

  1. Responsable: EsPesca
  2. Finalidad: Envío por email de noticias y ofertas
  3. Legitimación: Tu consentimiento expreso
  4. Destinatario: Lista de suscriptores alojada en Wordpress
  5. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, anonimato, portabilidad y olvido de sus datos