Almadraba, la técnica de pesca para capturar atunes gigantes

¿Qué es la almadraba y cuál es su origen e historia?

Almadraba es una palabra de origen árabe-andalusí que viene a significar «lugar donde se golpea o lucha». Es posible, por tanto, que la hayas escuchado en un contexto que nada tenga que ver con la pesca.

Pero con este vocablo tenemos que también se designa una técnica pesquera utilizada para dar caza a grandes ejemplares de atún. Se lleva a cabo en países como España, Marruecos, Portugal e Italia.

Esta consiste en la guía de los ejemplares por un laberinto de redes-embudo cercano a la costa, estratégicamente colocado para aprovechar el paso de estos durante su proceso migratorio. También denominamos almadraba a la instalación que se destina a ello, habiéndolas de distintos tipos.


El motivo de su idea, puesta en práctica y mantenimiento es la buena disposición de ejemplares de esta especie en las costas de dichos territorios durante el momento de migración así como las buenas condiciones climáticas y las características del terreno. Eso sí, hay que decir que, a pesar de tratarse de una técnica efectiva, actualmente se realiza por tradición, estando muy arraigada en buena parte de los países mencionados, especialmente en Andalucía.

Pesca artesanal del atun rojo almadrabaEsta técnica de pesca artesanal de captura tiene su origen un milenio antes de nuestra era, convirtiéndose en una de las más longevas. Dicho origen es atribuido a los fenicios, quienes ya en ese momento realizaban la captura del atún rojo en Cádiz con este recurso.

Tras ellos, los romanos siguieron sacando buen partido de la técnica tanto en nuestro país como en otras de sus tierras imperiales. En sus inicios, por lo que se puede extraer de la documentación encontrada, las utilizadas eran las almadrabas de tipo vista o tiro.

Casi todas las que se han calado en el Mar Mediterráneo desde el siglo XVIII hasta el XX se han capitaneado por españoles,  concrétamente de Benidorm, en Alicante, de donde se considera que son los mejores.

Destaca la actividad de la almadraba a partir del siglo XII, cuando se dio al duque de Medina Sidonia el honor real de gestionar estas redes tanto del Mediterráneo como del sur del océano Atlántico. Durante seis siglos su explotación fue espléndida, realizada por la propia casa. Fue en el siglo XIX que estas pasaron a gestionarse por corporación, constituyéndose el Consorcio Nacional Almadrabero.

¿Cómo se realiza la técnica de la almadraba? El arte de la pesca del atún

Esta técnica es realmente sencilla. La versión más básica que encontramos consiste en la cala de una red con forma de embudo a baja profundidad dada entre dos barcos que se sujeta con un palangre. Aquí los peces son recogidos y los pescadores expertos se deslizan por dichas redes para hacer una selección de las piezas de interés, devolviendo el resto al mar en perfectas condiciones.

Es aquí donde las piezas se arponean y desangran antes de ser subidas a bordo por varios hombres. Esta actividad se realiza de manera específica, seleccionando lugares y momentos particulares. Los laberintos, ya sean sencillos o complejos, se sitúan cerca de las costas, en aguas que bañan España, Italia, Marruecos y Portugal, donde el atún, que es el objetivo de los pescadores, nada en su proceso migratorio.

En cuanto al momento, es en los meses de abril y mayo, extendiéndose, en ocasiones, a junio, cuando se tendrá éxito debido a que es cuando esta especie viene desde el norte para entrar a reproducirse al Mediterráneo. En este momento, además, las piezas están lustrosas, pues han dedicado su tiempo a alimentarse muy adecuadamente.

También se realiza la captura en los meses de septiembre y octubre, cuando los atunes van de vuelta al Atlántico. En este caso, la carne no se consume fresca (el ejemplar está ya menos lustroso) sino que se utiliza para hacer conservas. A esta práctica se asocia el ronqueo, que es el despiece de los atunes que se da posteriormente a su captura por almadraba.

Infograía: Técnica de almadabra de buche

Infografia tecnica almadabra de buche

Ruta gastronómica de la Almadraba; ¿Dónde ir?

Ya hemos visto que en nuestro país existe una fuerte tradición por esta técnica pesquera, por lo que no resulta extraño que exista toda una ruta gastronómica en torno a ella. Si quieres comer los mejores atunes gigantes pescados a Almadraba en España, no te pierdas lugares como los siguientes, emblemáticos de la provincia de Cádiz.

Conil

gastronomia atun rojo almadrabaSu urbanización hace que sea un muy buen destino de sol y playa, con mucho movimiento tanto diurno como nocturno. Otro de sus atractivos es que cuenta con muchas playas vírgenes rodeadas de pinares.

La ruta del atún almadraba es todo un reclamo para el foráneo. Esta se realiza entre mayo y junio, con fecha variable y durante una semana. Estos días los establecimientos ofrecen una carta diferente en la que el atún almadraba es el principal protagonista. No dudes en acudir a lugares como Blanco y Verde, El Roqueo, La Almazara o La Fontanilla.

También podemos disfrutar de otras actividades relacionadas con esta técnica pesquera como son un concurso gastronómico, una muestra de ronqueo o la muestra de la tapa de atún, donde puedes disfrutar de deliciosos bocados a un precio mínimo.

No dejes pasar la oportunidad de probar, también, algunas especies locales como son la urta o el bocinegro. Si lo que deseas es cocinar tu mismo el pescado, no dudes en pasarte por el mercado de abastos, en abril, mayo o junio, donde diariamente se ofrecen piezas traídas de La Lonja esa misma mañana.

Tarifa

Con una enorme afluencia de turistas practicantes de deportes de agua y de amantes del océano, Tarifa es un lugar muy concurrido durante varios meses al año. Además, tiene un atractivo muy interesante, el aspecto marcadamente bereber de su trazado urbanístico.

La almadraba en Baelo Claudia se practica desde el siglo II a.C., cuando la urbe era conocida por la salazón de pescado. No pierdas la oportunidad de acercarte a este magnífico lugar, famoso en todo el Imperio Romano por su salsa garum.

Para disfrutar de este manjar a mesa puesta no te pierdas El Picoteo, El Ancla, El Francés, Los Mellis o el Hotel Hurricane. Acude a la conservera de Tarifa para hacerte tanto con atún de almadraba como con caballa y melva Denominación Específica de Tarifa. Las marcas más conocidas, históricas, de hecho, son Piñero y la Tarifeña.

Además, tienes cantidad de actividades relacionadas como son la visita a la conservera Herpac, donde te enseñan cómo es el proceso de elaboración del pescado así como el ronqueo del atún, el Museo del Atún, paseos en barco para ver ballenas y delfines, visita a las ruinas romanas de Baelo Claudia…

Barbate

Cuenta con playas paradisíacas que te permiten disfrutar de una buena fiesta, practicar deportes acuáticos y relajarte; ¡todo depende de lo que te apetezca! Fue un enclave de la industria pesquera gracias precisamente, a la implantación de la almadraba por parte de los romanos.

En Barbate se realiza, en el mes de mayo, la ruta del atún de almadraba. Será el momento ideal para disfrutar de platos y tapas de esta especie en todos los establecimientos hosteleros del lugar como Casa Juanito, La Sal, Gaspar, Almadraba, El Campero o Restaurante Antonio, por citar algunos.

Para cocinar, no dudes en pasarte por el mercado de abastos. Si prefieres llevarte a casa, hay cantidad de conserveras en Barbate. Algunas son La Chancla, El Ronqueo, El Rey de Oros, Herpac o Gadira.

Finalmente, te recomendamos, si tienes tiempo, pasarte por una de sus pedanías, Zahara de los Atunes, muy andaluz, con pescado delicioso y unas preciosas playas vírgenes.

Los Secretos de la pesca en el Mar

¿Aún no tienes el mejor libro sobre todos los Secretos de la Pesca en el Mar?

Si te ha servido de ayuda compártelo con tus amig@s, gracias! 🎣

Deja un comentario

  ◀ Acepto los términos de privacidad

  1. Responsable: EsPesca
  2. Finalidad: Envío por email de noticias y ofertas
  3. Legitimación: Tu consentimiento expreso
  4. Destinatario: Lista de suscriptores alojada en Wordpress
  5. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, anonimato, portabilidad y olvido de sus datos